28 June, 2006

INFORME DE LA ONU
Consumo "alarmante" de cocaína en Europa
El 2% de los españoles de 15 a 64 años consume cocaína, el doble que en el resto del continente
En el mundo hay actualmente unos 200 millones de consumidores de drogas
La droga más empleada es el cannabis, consumida por el 4% de la población mundial

EFE
VIENA.- El consumo de cocaína en Europa Occidental ha alcanzado niveles "alarmantes", mientras la producción de opio en Afganistán podría crecer nuevamente este año tras registrar un descenso el año pasado, asegura la ONU en un informe hecho público en Viena y que será presentado hoy en Washington.

El Informe Mundial de las Drogas 2006 de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) asegura además que el uso de cannabis sigue creciendo sin cesar. Esta continúa siendo la droga más usada del mundo, con unos 162 millones de consumidores, un 4% de la población mundial.

La ONU estima que en el mundo hay, hoy por hoy, unos 200 millones de consumidores de drogas, la mayor parte usan cannabis, mientras que 35 millones consume anfetaminas, 16 millones opio (heroína) y 13 millones cocaína.

En Europa Occidental la demanda de cocaína "está creciendo hasta niveles alarmantes", asegura el informe, destacando España, cuya tasa de prevalencia para el grupo de edad de entre 15 y 64 años es del 2%, mientras que en el resto de Europa es del 1,1%.

En ese sentido, el director ejecutivo de la ONUDD, el italiano Antonio Maria Costa, hace un llamamiento a los gobiernos de la Unión Europea (UE) "a no ignorar este peligro", ya que "demasiados profesionales europeos usan cocaína, muchas veces negando su adicción".

Además, "el abuso de drogas por parte de algunas celebridades es comentado por los medios de comunicación sin ningún tipo de críticas, lo que deja a los jóvenes confundidos y vulnerables", denuncia el director de la ONUDD.

Algunos datos positivos
La producción global de opio bajó el año pasado un 5% y la de cocaína continúa estable, mientras que las incautaciones, sobre todo de cocaína, alcanzaron en el 2005 niveles récord, indica el informe de la ONU.

"El control de drogas está funcionando y el problema mundial de drogas está siendo contenido", afirma Costa en el prefacio del informe, que ha presentado en el Club Nacional de Prensa en Washington.

"Eso es cierto si lo consideramos a largo plazo pero también en base a los últimos pocos años. La humanidad ha entrado en el siglo XXI con niveles de cultivo de drogas y adicción muy inferior a las de hace 100 años", precisa.

"Pero más importante es que en los últimos años los esfuerzos de reducir la amenaza de las drogas ilícitas han frenado la subida del abuso de drogas, que si no se controlaba podría haberse convertido en una pandemia global", manifiesta el alto funcionario de la ONU.

En el ámbito de la cocaína se han registrado, el cultivo de la hoja de coca en Sudamérica permanece estable en 159.600 hectáreas, un 28% inferior a su máximo del año 2000. Un 54% de la coca se cultiva en Colombia, seguido de Perú (30%) y Bolivia (16%).

Tres debilidades

La ONUDD subraya tres debilidades clave en el control global de las drogas: la oferta de opio procedente de Afganistán, la demanda de cocaína en Europa y la demanda y oferta de cannabis en todas partes del mundo.

Mientras Laos —hasta mitad de los años 90 tercer productor de opio en el mundo— ha eliminado casi por completo esos cultivos, Afganistán sigue siendo el principal productor de opio pese a reducir los cultivos un 21%, hasta 104.000 hectáreas el año pasado, la primera bajada desde 2001.

"La situación de las drogas en Afganistán es difícil de revertir debido a la pobreza masiva, la falta de seguridad y el hecho de que las autoridades no tienen el control adecuado sobre sus territorios", señala el documento de la ONU.

Después de años de incrementos en la década de los 90 el mercado para estimulantes del tipo de anfetaminas (ATS) se ha estabilizado, lo que refleja la mejora en la lucha policial y los controles de los precursores.

Conclusiones
El director de la ONUDD cierra el informe, que se basa en datos procedentes de los estados miembros y no de expertos independientes, con tres conclusiones clave para la lucha contra las drogas:

Los países deben hacer más para reducir la demanda de drogas en general y contra cannabis y las anfetaminas en particular.
Existe la necesidad urgente de prevenir la extensión del sida entre los consumidores de drogas inyectables, sean éstos adictos de la calle, esclavos sexuales o prisioneros.
Después de años de lucha contra las drogas se sabe "que una estrategia coherente y a largo plazo puede reducir la oferta, la demanda y el tráfico de drogas".
"Pero si eso no sucede es porque los estados no se toman el problema de las drogas lo suficientemente en serio. Muchos países tienen el problema de drogas que se merecen", asevera Costa. Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

AddThis